ARTIFICIS SERVICIOS TURÍSTICOS Y CULTURALES Calle Baja del Salvador, 2 Bajo 23400 Úbeda, Jaén 953 75 81 50 artificis.com
La Úbeda de Muñoz Molina - Visita Úbeda ArtificisVisita Úbeda Artificis | visitas Úbeda y Baeza, Visitas guiadas a Úbeda y Baeza, visita Úbeda, visita Baeza, Turismo en Úbeda Baeza Sabiote Jaén, visitas Sabiote, Tren Turístico

La Úbeda de Muñoz Molina

Sin categoría Comentarios desactivados en La Úbeda de Muñoz Molina

 

Antigua plaza del General Saro en los años 60, hoy conocida como plaza de Andalucía y totalmente remodelada. En Mágina, la ciudad inventada por Muñoz Molina, esta es la plaza del General Orduña.
La ciudad de Úbeda es el universo literario del escritor Antonio Muñoz Molina, formado por constelaciones de vivencias, recuerdos, personajes, emociones y sueños que reinventan la realidad.Muñoz Molina la llama Mágina, porque, en esta última se permite la licencia de acomodarla a su gusto. “Úbeda está en los mapas y Mágina en la literatura. Mágina la cambio yo como quiero, le pongo estación, se la quito, como es gratis…”, dice nuestro escritor en una entrevista realizada por Mª Lourdes Cobo Navajas. Úbeda, o Mágina, brota de la pluma de Muñoz Molina igual que la sangre lo hace del corazón. Se le escapa, incluso, cuando escribe artículos de opinión, donde, mezclada con los datos de la más rabiosa actualidad, introduce “de rondón” el nombre de alguna calle o personaje de Mágina, como un guiño fatal hacia sí mismo y que sólo comprenden sus más fieles seguidores.

Casa de las Torres, en la plaza de San Lorenzo. Muñoz Molina novela el hecho de la mujer emparedada que apareció tras unas obras de rehabilitación en el inmueble.

En novelas como Beltenebros, Beatus Ille y, sobre todo, El jinete polaco, Úbeda (convertida en Mágina) está presente de forma abrumadora. Antonio Muñoz Molina nombra lugares reales de la ciudad, con nombres reales que cobran una nueva dimensión. “Me acuerdo del invierno y del frío, del azul absoluto en las mañanas de diciembre y el sol helado en la cal de las paredes y en las piedras amarillas de la Casa de las Torres, me acuerdo del vértigo de asomarme a los miradores de la muralla y ver delante de mis ojos toda la hondura de los precipicios y la extensión ilimitada del mundo, las terrazas de las huertas, las lomas de los olivares, el brillo quebrado y distante del río, el azul oscuro de las estribaciones de la sierra, el perfil de estatua derribada del monte Aznaitín”.

Paisaje que se divisa desde el mirador de San Lorenzo, el horizonte de los sueños de evasión del escritor. Autor: El Mundo

En estas obras también hay mucho de autobiográfico. A través de Manuel, el protagonista de El jinete polaco, sabemos como nació Muñoz Molina: “Soy incapaz de imaginarlo vencido por una pasión (…) acariciando a mi madre y diciéndole una palabra de ternura en aquella habitación donde se mudaron al casarse y dónde yo nací, el cuarto de la viga, tan cerca del cuartel que medían las horas según los toques de corneta”. El malogrado personaje de Jacinto Solana, en Beatus Ille, nos cuenta, también, las buenas dotes de estudiante del escritor ,y las necesidades de su familia en los duros años de la posguerra: “después de vender las últimas hortalizas y cerrar su puesto en el mercado, iba a ponerse el cuello duro y el traje y los botines de los entierros para informar al director de que yo, Jacinto Solana, no iba a volver a la escuela porque ya era un hombre y el me necesitaba para trabajar en su tierra hasta el fin de mi vida”.

Iglesia de San Lorenzo, aunque ya sin la yedra que cubría su esbelta espadaña.

En el barrio de San Lorenzo vivió sus primeros años Antonio MuñozMolina, haciendo acopio de las experiencias y emociones más intensas de su vida. Este lugar es una fuente de inspiración, un refugio balsámico al que siempre vuelve nuestro autor en sus novelas, cargado de recuerdos y evocaciones de Mágina ¿o son de Úbeda?: “enfilo la acera del Rastro camino de la Cava y del barrio de San Lorenzo (…). Las barberías, las tabernas con su olor a vino fermentado y sus letreros en forma de televisor, los coches aparcados entre las acacias (…), los hondos solares de palacios derribados donde se levantan armazones de pilares de hormigón y vigas metálicas, el semáforo recién instalado en el cruce del Rastro con la calle Ancha.”, escribe en El jinete polaco.

Échale un vistazo al vídeo Entre Úbeda y Mágina, si quieres recrearte un poco y entrar en calor. Y, si lo que deseas es visitar Mágina a fondo, la Úbeda literaria de Muñoz Molina, entonces apúntate a la ruta literaria El jinete polaco.


Pin It

» Sin categoría » La Úbeda de Muñoz Molina
On 21 Febrero, 2011
By

Comments are closed.

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR