ARTIFICIS SERVICIOS TURÍSTICOS Y CULTURALES Calle Baja del Salvador, 2 Bajo 23400 Úbeda, Jaén 953 75 81 50 artificis.com
Artificis >> Catedral de la Natividad de Nuestra SeñoraVisita Úbeda Artificis | visitas Úbeda y Baeza, Visitas guiadas a Úbeda y Baeza, visita Úbeda, visita Baeza, Turismo en Úbeda Baeza Sabiote Jaén, visitas Sabiote, Tren Turístico

Catedral de la Natividad de Nuestra Señora

La Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza (Jaén, España) se erige, según tradición histórica, en el solar de la antigua mezquita mayor o aljama de la ciudad, consagrada en el año 1147 para el culto cristiano por mandado del rey Alfonso VII bajo la advocación de San Isidoro. De nuevo mezquita poco tiempo después, no será hasta que el rey Fernando III reconquiste definitivamente la ciudad en 1227, cuando el edificio sea definitivamente consagrado como templo cristiano con el título de La Natividad de Nuestra Señora. Entre las catedrales andaluzas donde aún se celebra el culto católico es la de más larga trayectoria histórica. Desde 1931 está catalogada como Bien de Interés Cultural con la calificación de monumento. Forma parte del conjunto monumental renacentista de Baeza, que junto con el de Úbeda, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.

2 Octubre, 2013

La Catedral de la Natividad de Nuestra Señora de Baeza (Jaén, España) se erige, según tradición histórica, en el solar de la antigua mezquita mayor o aljama de la ciudad, consagrada en el año 1147 para el culto cristiano por mandado del rey Alfonso VII bajo la advocación de San Isidoro. De nuevo mezquita poco tiempo después, no será hasta que el rey Fernando III reconquiste definitivamente la ciudad en 1227, cuando el edificio sea definitivamente consagrado como templo cristiano con el título de La Natividad de Nuestra Señora. Entre las catedrales andaluzas donde aún se celebra el culto católico es la de más larga trayectoria histórica. Desde 1931 está catalogada como Bien de Interés Cultural con la calificación de monumento. Forma parte del conjunto monumental renacentista de Baeza, que junto con el de Úbeda, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.

  • El elemento constructivo más antiguo del edificio es el cuerpo inferior de la torre-alminar; de forma cúbica y maciza tiene unos pequeños fustes de piedra caliza en sus tres aristas visibles. De la misma época se conservan también en la torre tres arcos islámicos, cegados y ocultos, en el paramento situado inmediatamente bajo las cubiertas de las naves. Estos elementos se pueden fechar en torno al siglo XI, por su similitud con otros edificios contemporáneos y por ser éste un siglo de pacificación en Andalucía, y por tanto el único período en que se pudieron acometer obras de esta envergadura.
  • Hacia fines del siglo XIV, bajo el pontificado del obispo Rodrigo Fernández de Narváez, se levanta un nuevo cuerpo sobre el descrito más arriba, según consta en inscripción adosada a la cara norte de la torre. Al mismo período gótico deben de pertenecer las arcadas del claustro y las capillas mudéjares del mismo, que según tradición se encuentra emplazado en el lugar donde se hallaba el patio de la mezquita.
  • En 1529 comienza la edificación de una nueva catedral plateresca de tres naves y bóvedas de crucería, que acabó desplomándose en el año 1567. Durante esos años, y bajo la dirección de Ginés Martín de Aranda, se reedifica la torre (1545) y se construye la capilla de San Miguel (1560).
  • Finalmente, gracias al mecenazgo del obispo Francisco Delgado López se dispone su reconstrucción, quedando el diseño del nuevo templo bajo la dirección de Andrés de Vandelvira, el más prestigioso arquitecto renacentista de la comarca. De este modo irrumpe en el edificio el nuevo estilo arquitectónico, que no obstante respeta los antiguos pilares y bóvedas góticas de la cabecera que, junto al muro axial, no se habían desplomado.
  • A la muerte de Vandelvira (1575) le sucede en la dirección de las obras Cristóbal Pérez, y desde 1584 el jesuita Juan Bautista Villalpando, culminándose finalmente la construcción del templo en 1593 bajo la dirección de Alfonso Barba.
  • En 1714 se concluyó su custodia procesional, una de las más destacadas de España y la principal pieza de orfebrería del patrimonio catedralicio.
  • El cuerpo renacentista original de la torre se derrumbó en el S. XIX. Sus restos fueron demolidos y un chapitel de pizarra vino a cubrir el volumen inferior de construcción islámica. La actual fábrica renacentista de la torre fue edificada de nuevo hacia 1960.

Exterior

  • La portada de la fachada norte es de 1587, diseñada por el jesuita Jerónimo del Prado. Consta de dos cuerpos: en el inferior flanquean la puerta pilastras pareadas de orden corintio separadas por sendas hornacinas; el superior, de trazado similar, dispone en su centro un relieve monumental con la escena de la Natividad de la Virgen.
  • La fachada oeste cuenta con una pequeña puerta gótico-mudéjar llamada de la luna o de san Pedro Pascual, por haber sido enterrados los restos mortales de este santo obispo sobre ella, como certifica la lauda sepulcral que marca el lugar de enterramiento en el muro. Bajo dicha lauda se abre un gran rosetón gótico-mudéjar.
  • En la fachada sur se encuentra una elaborada portada gótica de arco carpanel y clave pinjante, llamada del Perdón y que da acceso directo al claustro catedralicio.

Interior

El templo tiene tres naves. Su fábrica renacentista está cubierta con bóvedas vaídas decoradas con relieves de yeserías; mientras que son de tracería gótica las bóvedas de los dos tramos de la cabecera que sobrevivieron al derrumbe de 1567. Los pilares de estos tramos cuentan con columnas adosadas de capiteles platerescos con motivos grutescos, rematadas en cimacios decorados con cartelas.

Los pilares orientales del crucero renacentista, que unen esta estructura a una bóveda de crucería, sostienen un entablamento clásico cuyo friso se decora con cariátides. El mismo cumple la función de salvar la diferencia de altura entre la menor flecha de los arcos de medio punto renacentistas y la mayor de los arcos ojivales de la cara opuesta.

La gran bóveda vaída que cubre el crucero comprende un abovedamiento en semiesfera rebajada, decorado con relieves italianizantes en tondos; mientras que las pechinas que lo sostienen despliegan, bajo la misma influencia estética, relieves de los cuatro evangelistas. A la vez, entre las pechinas este y oeste encontramos sendos tondos con las imágenes respectivas de san Francisco de Asís y de la Virgen madre en la versión usada como sello por el cabildo catedral baezano.

Pese a la sucesión de distintos maestros en su construcción, la catedral es una pieza espléndida que guarda el sello inconfundible de Vandelvira, y en la que se advierten acentos e influencias de Diego de Siloé en ciertas decoraciones. Del propio Vandelvira es:

  • La Capilla Dorada, construida a los pies del templo y en el lado de la epístola; fundada con anterioridad al hundimiento de 1567 por el deán de la catedral de Lima Pedro Muñiz de Molina, su planta se divide en dos tramos cubriéndose con bóveda cupuliforme el de la cabecera y con otra de medio cañón encasetonada el de los pies.
  • También parece deberse a Andrés de Vandelvira la Capilla de San José, próxima al presbiterio en el lado del evangelio y construida hacia 1540. Estructurada a modo de gran arcosóleo, las jambas del mismo se decoran con los respectivos altorrelieves de san Pablo y San Pedro, mientras la altura correspondiente al arco se decora con dos cariátides, y el conjunto queda rematado por un ático que preside una escultura de la Virgen madre.

Fuente: Wikipedia

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies