Alcauciles ubeda´s style

Los alcauciles es una tapa muy típica tanto de Úbeda en particular como de la Comarca en general. A todos/as llegando estas fechas donde el calor empieza a ser el protagonista, nos apetece una tapita de este tipo de alcachofa.

AlcaucilesLos alcauciles vienen de la familia de las alcachofas, siendo éstos una planta silvestre. Su forma es prácticamente igual que la típica alcachofa con la marcarda diferencia de sus pencas, que en caso del alcaucil, son muy puntiagudas, llegando incluso a pinchar con sus hojas, mucha gente le llama “la alcachofa que pincha”

La forma de elaboración de este riquísimo aperitivo, es sencilla como vamos a comprobar ahora mismo.

A la hora de preparar los alcauciles es muy importante que se haga hincapié en la limpieza de los mismos, ya que como comentábamos, al tratarse de una planta silvestre, debemos eliminar todo bichito o incluso tierra que puedan contener. Convirtiéndose éste en el más importante y laborioso paso a la hora de realizar esta receta.

Alcauciles_carmina en la cocina

Alcauciles_carmina en la cocina

Una vez están completamente limpios, es bueno desechar alguna de las pencas exteriores por su dureza y ya los alcauciles están listos para ser hervidos en una olla con gran cantidad de agua (hasta cubrirlos), sal, un chorrito de aceite y otro de vinagre blanco al gusto. El tiempo que los alcauciles deben estar cociendo depende mucho del propio vegetal, así como el menaje utilizado y la potencia del fuego. Nosotros aconsejamos que se mantenga a fuego media-alto durante 15 minutos. Una vez pasado este cuarto de hora deberemos escoger un alcaucil y comprobar si está o no en su punto (No debe estar pasado, más bien debe estar crujiente). Para ello, existe un truco y no es otro que arrancar una de las pencas y que ésta salga sin ningún tipo de resistencia.

AlcaucilesUna vez hemos decidido que los alcauciles están listos para ser degustados se retiran del fuego colándolos y reservando todo el caldo. A este caldo se le añade un poco más de sal, pimienta, otro poquito de aceite y un buen y generosos chorreón de vinagre. Ya  aderezado el caldo se vuelve añadir a los alcauciles para que éstos no se sequen. Y por último refrigeramos, ya que es una tapa que gusta comerla bien fría y como no, acompañada de una cerveza también fresquita.

 

Alcauciles Carmina en la cocina

Alcauciles Carmina en la cocina

A la hora de presentar el plato hay a quien le gusta servirlos solos sin caldo o con gran cantidad de caldo para ir empapando cada penca en él. Sobre gustos no hay nada escrito pero lo que sí es seguro es que es una tapa muy adictiva, sana y sobre todo muy sabrosa. La forma de comerlos es ir arrancando hoja a hoja de esta sabrosa flor e ir deslizando los dietes para quedarte sólo con la carne de ésta, como ya habréis oído en muchos sitios son como las pipas, os aseguramos que no podréis comer sólo uno.

 

Fotos: Blog Carmina en la Cocina