¿Estás pensando hacer un viaje y conocer Jaén y su provincia? ¿Te gustaría saber un poco más sobre las Ciudades Patrimonio de la Humanidad como son Úbeda y Baeza y no sabes por dónde empezar?

No te preocupes, nosotros te recomendamos esos lugares que no puedes perderte y de los que estamos convencidos que cambiarán tu concepto de la provincia de Jaén.

Hay mucho por conocer y de mucha calidad, por ello, hoy nos centraremos en una ciudad, Úbeda. Iremos descubriendo lugares que merecen la pena visitar, rincones que deben ser descubiertos y que sin lugar a dudas, se quedarán guardados en nuestro recuerdo para siempre.

 

Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares

Si hacemos un rastreo rápido por Internet vemos que lo principal que se recomienda visitar de Úbeda es la Plaza Vázquez de Molina, y no me extraña, ya que pocas ciudades pueden presumir de tener una plaza tan bella, tan cuidada y sobre todo tan importante históricamente hablando  y que reúna tal cantidad de Palacios y Monumentos.

En ella, nos encontramos el Ayuntamiento de la Ciudad también llamado el Palacio de las Cadenas o Palacio Vázquez de Molina; la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, la Cárcel del Obispo, hoy convertida en los juzgados de la ciudad. El Pósito, actual Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía,  el Palacio del Marqués de Mancera, El Palacio Deán Ortega convertido en el Parador de Turismo, la Sacra Capilla de El Salvador y el Hospital de los Honrados Viejos de El Salvador que conduce a un Mirador desde el que merece la pena detenerse, no cansarse de mirar el “mar de olivos” que acompaña a esta hermosa ciudad y forma parte de la idiosincrasia del pueblo ubetense.

Retrocediendo y situándonos en nuestro punto de partida, la Plaza Juan Vázquez de Molina, entre el Parador de turismo y el Hogar del pensionista, se encuentra la calle Juan Ruiz González, calle que desemboca en una de las plazas más antiguas y con más historia de esta ciudad renacentista, la Plaza Primero de mayo, también conocida como “Paseo del Mercado”.

Plaza Primero de mayo

Conservatorio Profesional de Música y Danza de Úbeda, María de Molina

Úbeda se caracteriza por la gran cantidad de palacios, iglesias y monumentos que posee, en su gran mayoría de estilo Renacentista y muchos de ellos, se encuentran rodeando una plaza y ésta no iba a ser menos.

 

Cuando accedemos a la plaza, lo primero que nos encontramos es el actual Conservatorio Profesional de Música y Danza de Úbeda, María de Molina; Antiguas Casas Consistoriales de la ciudad también llamado “Ayuntamiento Viejo”.

La belleza de su fachada llama la atención de todos lo que pasan por su lado obligándoles a levantar la cabeza y detenerse a admirar su doble arcada y el detalle del San Miguel, Patrón de la ciudad, en una de las esquinas del palacio.

iglesia de San Pablo. Plaza Primero de mayo

Iglesia de San Pablo. Úbeda

Si continuamos caminando llegaremos a la Iglesia de San Pablo, una de las iglesias con mayor dimensiones y más espectaculares de Úbeda con el merecidísimo reconocimiento como Bien de Interés Cultural desde 1926.

Se trata de una de las iglesias más antiguas de Úbeda, Su ubicación en una plaza central y su proximidad con el antiguo ayuntamiento, hacen que tenga marcado carácter asambleario, pues hasta el Siglo XV se reunía en ella el Concejo de la ciudad y los nobles. Merece la pena entrar y dedicarle tiempo ya se trata de unas de las joyas de la ciudad.

En la misma Plaza Primero de Mayo, nos encontramos presidiéndola una escultura de mármol blanco de  San Juan de la Cruz (Co-patrón de la localidad de Úbeda), realizada por el gran escultor Francisco Palma Burgos.

Durante tiempo, esta plaza sólo era de paso rápido para turistas que cada día visitan nuestra localidad, pero poco a poco se ha ido dinamizando aportándole un valor añadido.

A lo largo del año, la plaza se convierte en punto de encuentro de turistas y locales, no sólo en  fechas señaladas como Semana Santa o la Feria de la Tapa, sino que gracias a empresarios hostelero,  el Paseo del marcado vuelve a tener el  trasiego de muchedumbre que se merece, donde tomar una refrigerio se convierte en toda una experiencia.

Sin duda, recomendamos visitar esta plaza, y si es posible, detenerse en cualquiera de los bares próximos a la zona y así poder degustar al mismo tiempo la riqueza de la gastronomía ubetense.

Para conocer más profundamente la ciudad de Úbeda y su Historia lo mejor es hacerlo con profesionales de una manera amena como por ejemplo en una de nuestras visitas guiadas.