Úbeda se caracteriza por tener decenas de rincones y puntos de interés que sorprenderán al visitante y uno de los rincones más bellos, se encuentra en el Barrio de San Lorenzo, que recibe el mismo nombre que el edificio del que hablaremos a continuación.

La Iglesia de San Lorenzo preside el balcón hacia el Guadalquivir, desde el cual podemos deleitarnos con unas vistas únicas a nuestro mar de Olivos. Actualmente, la Iglesia de San Lorenzo puede visitarse tras muchos años en desuso, ya que se encuentra “abierta por Obras”. Sí, has leído bien.

Su historia comienza tras la conquista de la ciudad, comenzando a erigirse este humilde templo románico del que aún se aprecian aspectos estructurales. Pero será en siglos posteriores cuando adquiera una entidad gótica que será posteriormente eclipsada por el Renacimiento, que domina la ciudad a sus anchas. Tampoco rechaza acoger el Barroco, como atestigua la gran cúpula que aún corona el altar mayor.

Pero este templo no se salva del gran declive decimonónico, cuando pierde entidad parroquial y pasa a depender del Templo Mayor ubetense de Santa María, sufriendo en su abandono un continuo desvalijamiento que se verá agravado por el paso de la Guerra Civil, quedando en un estado de conservación dramático y perdiendo toda su entidad pasa a ser almacén de trigo, refugio para indigentes o estudio de artistas locales.

Como si de un gato se tratase, tras agotar seis vidas, aún le queda una por mostrarnos; una nueva vida que comienza en 2013, cuando se lleva una intervención de urgencia, para evitar su total ruina, por parte del Obispado y de la Fundación Huerta de San Antonio y, desde este momento, sus puertas quedarán abiertas para el disfrute de la ciudadanía siendo por tanto un centro cultural en el que confluyen actividades de lo más diferentes: Teatros, Conciertos, Mercados, Cócteles, Exposiciones, Conferencias, Presentaciones de Libros… y ¡hasta bodas!

Interior de Iglesia de San Lorenzo (Úbeda)
Imagen: ElDiario

Es por ello que el pasado día 28 de Febrero, Día de Andalucía, el Ayuntamiento de Úbeda en nombre de todos los ubetenses decidió entregar una distinción pública a esta Fundación Huerta de San Antonio por su labor en la recuperación de la Iglesia de San Lorenzo como espacio para la cultura, que también protege sus huertos tradicionales colindantes y cobija a las letras con la editorial Juan Caballos, en las que la narrativa de Antonio Muñoz Molina o la poesía de Joaquín Sabina tienen un gran espacio donde cobijarse.

Desde ArtificiS, no queríamos pasar por alto este evento y les damos la enhorabuena y las gracias por recuperar de esta manera tan bella e interesante parte de nuestro legado.

¿Te animas a perderte por los Cerros de Úbeda? Junto a San Lorenzo tendrás una situación privilegiada para hacerlo, durante nuestras Visitas Guiadas te lo explicamos ¿A qué esperas?