Select Page

A espaldas de la Calle Real, a la altura del fastuoso Palacio de los Condes de Guadiana, nos encontramos con una coqueta plaza a la que nuestra protagonista da nombre, La Iglesia de San Pedro.

¿Quieres saber más acerca de esta pequeña iglesia? Sigue leyendo, te lo contamos todo.Iglesia San Pedro

La Iglesia de San Pedro es considerada una de las parroquias más antiguas de la ciudad, probablemente se edifica sobre una pequeña mezquita y al igual que otras parroquias cercanas, como la Iglesia de San Pablo, también sufrió las vicisitudes de las tropas de Pedro Xil en 1368.

Posteriormente, fue remodelada a principios del siglo XVII quedando su uso relegado a ser la capilla del Colegio de las Carmelitas de la Caridad hasta el cierre de éste.

Después, asumió las funciones de Santa María de los Reales Alcázares, mientras ésta estuvo cerrada por su prolongada restauración, al quedar la Iglesia de San Pedro agregada a ella a mediados del siglo XIX. Desde el fin de las obras se encuentra cerrada, sin culto.

Tras unas largas negociaciones, el Obispado ha firmado un convenio con el coetáneo Hotel Palacio de Úbeda para su restauración y puesta de nuevo en valor como un espacio anexo al hotel en el que se puedan realizar ceremonias y así contar con un mantenimiento tan necesario para los edificios históricos en aras de supervivencia en el tiempo.

Como leéis, mucha historia para tan pequeño templo.

En la Iglesia de San Pedro, encontramos una única nave jalonada por capillas laterales funerarias (hoy en desuso) de las principales familias que hicieron historia en nuestra ciudad: los Orozco, Aranda, Molina, Pasquau o Soto son algunas de ellas.

Iglesia San PedroSu cabecera poligonal conserva al exterior su primitiva fábrica protogótica del siglo XIII y su fachada nos recuerda a los modelos vandelviranos, fruto de la influencia de Andrés de Vandelvira en uno de sus discípulos, Alonso de Barba, quien firmaría la autoría de dicha fachada en 1605.

También observamos un arco de medio punto flanqueado con columnas corintias sobre pilastras en las enjutas las virtudes Fe y Caridad. En la parte superior podemos ver en la hornacina central al titular del templo, San Pedro, flanqueado por el escudo del Obispo Sancho Dávila, el prolífero promotor encargado de sufragar la construcción de dicha portada.

Cabe destacar que la Iglesia de San Pedro contaba con otra portada que fue cegada por la construcción de un coro a los pies de la iglesia.

¿Conocías la historia de este coqueto templo?

Úbeda está jalonada con edificios de gran valor que debemos preservar en aras de que la Historia nos ayude a comprender el presente que vivimos.

¿Te gustaría saber más acerca de la historia de Úbeda, de sus monumentos y sus iglesias?

En nuestras visitas guiadas te ayudamos con un recorrido por nuestra fascinante Historia.