Ahora que el frío comienza a atravesar las paredes de nuestras casas, que cada día perdemos la batalla contra el sol perdiendo la luz estival que llenaba nuestras tardes; apetece sentarse en el sofá, con una manta calentita y, por supuesto, un buen libro entre manos.

Hoy os queremos recomendar la última novela de Pablo de Aguilar, titulada La Sinagoga del Agua (2019, Roca Editorial).

sinagoga del agua

Pablo de Aguilar.

La novela nos presenta dos líneas temporales, ambas emplazadas en Úbeda: un arco actual (2007 – 2009) y otro lejano, pero crucial para la comunidad sefardita (1391 – 1492). El autor nos presenta a Dante, narrador y protagonista que tiene ante sí, como historiador, un descubrimiento verídico: el descubrimiento de una sinagoga, llamada “del agua” en Úbeda durante la realización de unos trabajos constructivos en pleno corazón del casco histórico ubetense.

Tras un paso fugaz por el presente nos adentramos en las entrañas de uno de los momentos más turbios de 1391: la violencia del pogromo que se extiende por toda Andalucía, que a través de los ojos de Abraham nos muestra la injusta pérdida a la que fueron sometidos los judíos sefardíes, despojados de casa, riquezas y de su propia religión, luchan a duras penas por sobrevivir; y por proteger a su hermano David, que finalmente es robado por el albañil Francisco con el fin de sustituir a su recientemente fallecido hijo, aprovechando la situación tumultuaria.

Los hermanos crecen separados, Abraham junto al rabino de su comunidad cultivará su fe y se formará como médico, sin olvidar a su hermano David que crecerá ajeno a su fe. Las líneas temporales de ambas familias se desarrollarán mostrándonos cierto paralelismo con la actualidad en un “efecto mariposa” que interconectará todas las historias.

Acompaña a Dante, Mara, Elena, Arnau, Benicia, Tomás, David, Abraham, Adnan y Ermelindo en una historia fascinante de la que no queremos hacerte más spoilers.