Único ejemplo de la arquitectura palaciega decimonónica, ubicado en la recoleta Plaza de San Pedro, nos encontramos con el Palacio de los Orozco.

Si quieres saber más sobre él, ¡Sigue leyendo!

Con una clara influencia francesa y pinceladas modernistas, este palacio se articula en dos pisos y en su fachada encontramos ventanas, balcones y puerta compuestos por arcos carpaneles con una simple decoración de guirnaldas y balaustres en trabajo de delicada yesería.

Palacio de los Orozco

Palacio de los Orozco (Úbeda) Imagen: andalucia.org

Dentro de la austeridad de su fachada destaca la presencia de un par de buhardillas y de un ático- mirador central, elegantemente decorado que rompe la horizontalidad del edificio.

Su evocadora rareza romántica, dentro de una ciudad anclada arquitectónicamente en el Renacimiento, le ha hecho ser fuente de inspiración a uno de nuestro paisanos más ilustres en el mundo de las letras, el galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras Antonio Muñoz Molina lo convierte en uno de los escenarios en que se desarrolla la acción de una de sus  novelas más conocidas, Beatus ille (1986).

Hay que lamentar el abandono que sufre, viendo que con el paso de los años y por los embistes de la climatología su fachada, por la plasticidad de sus materiales, se desmorona cual azucarillo en el café matutino. Es por este motivo que en 2011 tuvo que acometerse una restauración de urgencia por el mal estado que presentaba su exterior. Esperemos que cuando se valore su carácter inédito y su verdadero potencial como ateneo cultural, que tanto nos falta, no sea demasiado tarde para salvarlo del abandono en el que perece día tras día al encontrarse sin utilización alguna por parte de la familia propietaria.