Llega la Cuaresma…y con ella los Roscos de Jesús y las fiestas principales de cada cofradía, donde los hermanos cofrades suelen tomar un ágape o bien en la casa de hermandad o en un restaurante con la intención de confraternizar algo más allá de verse durante la Estación de Penitencia.

Pero sólo una cofradía tiene un dulce “propio” que se reparte tras la función principal, y esa es nuestra cofradía más antigua: La Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno (llamado de las Aguas), Santísima Virgen de los Dolores, San Juan y la Verónica. ¿Y su dulce? Los Roscos de Jesús. Desde hace algunos años ya los podemos encontrar prácticamente todo el año, pero para los más tradicionales, ¡la Cuaresma es tiempo de Roscos de Jesús!

Como muchísimas recetas, estos deliciosos bocados tienen otro nombre, crullers franceses, y ahora que seguro se te han antojado, ¿qué tal si te damos la receta? (Obtenida de Canal Cocina, programa “los Fogones tradicionales”)

¡A preparar!

Roscos de JesúsRoscos de Jesús

Primero precalentamos el horno a  180º.

Seguidamente, preparamos la masa de los roscos. Para ello, vertemos 1 vaso de agua templada en un bol amplio. Añadimos al mismo bol los 50 g de mantequilla y 50 g de manteca y disolvemos con ayuda de unas varillas hasta que obtengamos una mezcla homogénea. Añadimos al bol una cucharadita de azúcar, una cucharadita de sal y añadimos 200gr de mantequilla mientras removemos con las varillas. Añadimos al mismo bol 1 cucharadita de levadura química y removemos de nuevo.

Dejamos reposando la masa durante unos minutos hasta que tenga una consistencia más espesa y una textura más arenosa. Cuando hayamos obtenido ese punto, incorporamos 4 huevos de uno en uno, sin dejar de remover con las varillas, hasta que los ingredientes estén integrados y obtengamos una textura cremosa. Pasamos la masa a una manga pastelera y reservamos unos instantes.

Disponemos una bandeja apta para horno sobre nuestra superficie de trabajo y la cubrimos con papel de acetato o papel para hornear.

Con ayuda de la manga pastelera, vamos a formar los roscos de Jesús sobre la bandeja dibujando circunferencias de masa por la superficie de la bandeja. Dejamos un poco de espacio entre rosco y rosco para que no se nos peguen al hornearse.

Horneamos nuestros roscos de Jesús a 180ºC durante 30 minutos.

Mientras tanto, preparamos el glaseado (es opcional, si lo suprimimos, eliminaremos dulzor del resultado final). Para ello, batimos 1 clara de huevo en un bol con un chorrito de zumo de limón y 1 cucharada de azúcar glass. Batimos hasta que obtengamos una crema blanquecina. Reservamos.

Cuando los roscos estén listos, retiramos la bandeja del horno y los pintamos, con ayuda de un pincel, con el glaseado que hemos preparado anteriormente. Emplatado y…¡ Listos para comer!

Si eres golos@ y te gusta el hojaldre, tienes que probarlos. Tras nuestras visitas guiadas te podemos indicar dónde encontrarlos para que tu experiencia culinaria Ubetense estos días sea completa. Porque hacer turismo despierta el gusanillo y somos expert@s en ayudarte a saciarlo, ¡no te cortes en pedir recomendaciones!

Y este el resultado:

Roscos de Jesús

Roscos de Jesús. Croissantería «El Buen Pan». Calle Mesones (Úbeda)

Apetitoso ¿¿verdad?? Estos «Roscos de Jesús», los puedes comprar en El Buen Pan situado en la Calle mesones. Seguro que te encantan.