Úbeda fue, sin duda, cuna de grandes hombres y mujeres que, con sus hechos y vidas han engrandecido aún más si cabe el extenso patrimonio de la ciudad.

Si rastreamos nuestro pasado encontramos figuras tan sobresalientes como de la que os hablamos a continuación: Samuel ha Leví.

Nacido hacia el 1320 en Úbeda, su familia de origen tunecino, los Abu-I-Afiyat, pronto se trasladaría a Toledo, epicentro del poder y la cultura en la que emergerá su figura, comenzando a trabajar Samuel, como administrador de Juan Alfonso de Alburquerque para dar después el salto a la corte, primero como camarero mayor de Pedro I de Castilla en 1350, y después como Almojarife, o Tesorero Real, en 1351.Samuel ha Leví

Fue tal la confianza que depositó el rey sobre Samuel que, durante 10 años a su servicio, custodió en su palacio el tesoro del reino, hasta que, en 1354 los enemigos de Pedro, los Trastámara, durante un pogromo a la ciudad de Toledo, la saquearon y robaron también el tesoro real junto con los de su ministro.

Fue tal el agravio acometido, que el rey se ve obligado a marchar a Toro, acompañado de Samuel, para acudir al encuentro con sus enemigos y reclamar lo robado. Samuel no pierde el tiempo y aprovecha para crear un cisma entre los enemigos de su señor, generando así una división de opiniones que les dieron la llave para poder escapar del cautiverio.

Samuel ha Leví

Sinagoga del Tránsito (Toledo)

Finalmente, consigue mediante su papel diplomático, recuperar Toledo para Pedro I y negociar la paz entre Castilla y Portugal firmada en Évora en 1358.

Samuel Ha Leví residía en Toledo, en un palacio dentro de la judería en el que hoy se encuentra el Museo – Casa del Greco. Protector de sus hermanos en la fe judía y tesorero de una gran fortuna, mandó construir un oratorio privado entre 1355 y 1357, la Sinagoga de Samuel ha Leví o también conocida como Sinagoga del Tránsito, aún a sabiendas que existía una moratoria que impedía la construcción de sinagogas, su gran poder no iba a frenarlo ninguna ley.

Samuel ha LevíSe dice que fue tal su riqueza, que adquirió también una casa palacio en la judería de Sevilla, actualmente conocida como Barrio de Santacruz, en el número 4, calle que hoy se conoce como Levíes en su honor.

No era de extrañar que tales vanidades y debido a su privilegiada posición, Samuel fuera blanco de diversas envidias hasta incluso por parte del Rey, el cual movido por la idea de que su tesorero le había robado a la corona, decidió encarcelarlo en las Atarazanas de Sevilla, donde finamente morirá en 1360, sin confesar tales acusaciones.

Samuel ha Leví

Si quieres conocer más sobre la historia Judía de nuestra ciudad no puedes perderte la Sinagoga del Agua, un espacio donde puedes conocer un espacio único al igual que una religión tan desconocida como la judía. ¿A qué esperas? ¡La Sinagoga solo está incluida en nuestras Visitas Guiadas!