El mes de julio es un mes muy especial para la familia Artificis, y no solo por las ansiadas vacaciones estivales que con tantas ganas las esperamos cada año, sino por que un 15 de julio allá por el año 1994, nació en Úbeda una empresa que creía en el potencial turístico de una ciudad que por aquel entonces, tanto Úbeda como Baeza eran localidades de paso de turistas que se dirigían a otros lugares, que años después, se convertirían en Patrimonio de la Humanidad y principal ejemplo del Renacimiento andaluz,

Artificis, nació con la ilusión de enseñar al mundo las bondades de esta hermosa ciudad y pretendía hacerlo de una manera distinta y nunca vista hasta ese momento por estos lares, como era a través de las visitas guiadas de mano de profesionales.

Hoy, 25 años después, queremos charlar con sus fundadores, Andrea Pezzini y Nono Sánchez.

Andrea Pezzini

Nono Sánchez

Queremos que nos cuenten cómo han vivido ellos estos 25 años juntos, al frente de una empresa de servicios turísticos de éxito. También nos gustaría que nos hablen de todas las anécdotas vividas durante estos años de trayectoria profesional que seguro no son pocas. Estamos deseando que nos seleccionen aquellos lugares que según sus puntos de vista, son imprescindibles a la hora de visitar una ciudad como Úbeda.

Si tú también sientes curiosidad no te pierdas la siguiente entrevista:

 

  1. Lo primero, Enhorabuena, 25 años se dice pronto… pero toda historia tiene un comienzo ¿Nos la contáis?

ANDREA: Complicado en pocas palabras. Podría decir que todo empieza casualmente gracias a un fortuito encuentro en Sevilla en 1990. Desemboca en una maravillosa amistad que me lleva a venir a Úbeda con más y más frecuencia a principio de los ’90. Y finalmente un curso promovido por la Escuela Taller de Úbeda sobre “Nuevas Iniciativas en Turismo y Patrimonio” nos convenció a poner en marcha una idea, que ya habíamos planteado en 1993, de empresa dedicada a la prestación de servicios turísticos y la gestión del patrimonio diversificándose con el área de diseño gráfico. Así surge ArtificiS en la primavera de 1994, abriendo oficialmente sus puertas el 15 de Julio del mismo año.

  1. ¿Anécdotas curiosas de estos 25 años? Seguro que hay alguna batallita que aún no ha visto la luz en las típicas reuniones familiares o de amigos…

NONO: Aún recuerdo esa noche en la que decidimos quedarnos a dormir en el local que estábamos preparado como sede de ArtificiS, la primera sede en la calle de la cárcel, no habían llegado a tiempo los cristales (lo que suele ocurrir cuando hay tanta gente trabajando, cada uno en su oficio, en los proyectos y obras) y estábamos con todo el local expuesto. La decisión finalmente fue sacos de dormir y charla con música hasta la madrugada del día siguiente. Creo que hay una imagen de esa mañana por ahí.

ANDREA: Personalmente debo admitir que eso de las anécdotas con hechos, curiosidades o preguntas insólitas y/o absurdas ya se ha convertido en mi gran frustración. Debería haber ido apuntándolas desde un primer momento y probablemente podría haber escrito más de un libro recopilatorio. Sin embargo, a estas alturas ya nada me parece extraño, ninguna pregunta o comentario me sorprende o me parece fuera de lugar.

Afortunadamente solemos reunirnos de forma relajada un par de veces al año y, en el equipo ArtificiS, hay quien retiene perfectamente esas anécdotas y experiencias. Es cuando las ponemos en común y créeme dan lugar a muchísimas risas.

No obstante acabo de acordarme una de las más recientes, que suele pasar casi todos los años en verano. Pues, nos llaman o escriben personas interesadas en asistir al solsticio de verano en la Sinagoga del Agua. Y, en sus peticiones está la de “¿me puede apuntar al turno de tarde o de noche? (Sin más comentarios)

  1. Como buenos conocedores del mundo del turismo… ¿Sois exigentes a la hora de hacer turismo? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia más enriquecedora haciendo turismo en estos 25 años?

NONO: Yo, la verdad suelo dejarme llevar mucho cuando hago turismo, es decir, improviso demasiado, creo, pero es cierto que me fijo en todos los detalles de los servicios que contrato, o los lugares que visito y suelo ser muy quisquilloso, pero intento respetar al máximo el trabajo del que me atiende, no interrumpiendo, pues creo que es una falta de respeto. Eso si en privado si algo no me ha gustado lo comento y me lo apunto.

Siempre los viajes con mi familia o con Andrea son los mejores, en estos últimos además él se encarga de todo, yo solo pongo mi persona, mis sentidos y disfruto aprendiendo de donde voy, quién me atiende y con quien viajo, un placer siempre.

ANDREA: Pues, me encuentro con dos realidades contradictorias. Si por una parte me quiero relajar y durante unos días no me quiero preocupar de organizar ni planificar absolutamente nada, por otra puesto que casi nada me deja indiferente, cuando viajo termino siendo quien decide el qué, el donde, el cómo, el cuándo, etc…

Tal vez lo más enriquecedor en los últimos años ha sido descubrir (o redescubrir un poco más a fondo) algunas de las ciudades que están a pocos kilómetros de distancia del pueblo donde nací en el Noreste de Italia. Mantova, Sabbioneta, Brescia, Vicenza, Padova, Parma, Cremona, Ferrara…. Todas ellas con algún o varios elementos declarados Patrimonio Mundial por la Unesco y, sin embargo, fuera de los principales itinerarios que recorren la Italia monumental-cultural. En cierto modo les sucede lo que a Úbeda y Baeza pero, de igual manera, son lugares absolutamente agradables y tranquilos donde poder pasear sin agobios y disfrutar de su riqueza patrimonial (y gastronómica)

  1. Haciendo gala de ser buenos embajadores ubetenses… ¿Cuál es el sitio/lugar caballo ganador de Úbeda y que en cualquier visita de familiares o amigos no falla?

NONO: Bueno imagino que para los que amamos nuestra provincia es difícil quedarse con una sola propuesta, voy a intentar resumir en cuanto a Úbeda.

Imprescindibles son La Capilla de El Salvador por concepto, factura, artistas implicados y la figura de Cobos, son imprescindibles para comprender la grandeza de Úbeda en esa etapa del Renacimiento en la que floreció definitivamente, aunque si tenemos en cuenta el paso de diferentes culturas y religiones que “conviven” con sus diferencias en una tierra tan rica propongo la Sinagoga y todos esos rincones que evocan la cultura judía, imprescindibles para entender la riqueza cultural y la herencia que hemos recibido.

Pero si hay algo que emociona en cada día del año que lo mires es el paisaje del Alto Guadalquivir que nos rodea por la parte sur de la ciudad, me parece una de las joyas que configuran nuestra identidad como cornisa asomada al paso del comercio de esos caminos ancestrales que unen el Levante con la Bética y que hicieron de esta ciudad una de las más importantes de Andalucía, enriqueciéndose culturalmente y construyendo una mentalidad curiosa en sus gentes, incluso hoy día, deseosas de la cultura en todas sus formas.

Solsticio de VeranoANDREA: Sin dudas los que marcan diferencias y no van a ver en otro lugar del mundo: La Capilla del Salvador y la Sinagoga del Agua. Sin olvidar el gozo que representa el propio pasear relajadamente por el centro histórico. Y siempre que el tiempo lo permite, añado el Hospital de Santiago, los talleres artesanos y naturalmente la excelente gastronomía local, los andrajos nunca fallan, (risas)

Y, por supuesto, siempre que sea posible, un paseo por Baeza es imprescindible tratando de hacerlo coincidir con lo más maravillosos atardeceres desde al Paseo de Antonio Machado. Y Sabiote. Y el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Y una buena almazara. Y…. es que tenemos una provincia extraordinaria. Si además coincide con uno de los múltiples eventos y festivales que ofrecemos siempre falta tiempo.

Siempre hay buenas excusas para volver.

  1. Y, por último, tres palabras favoritas del Ubedí que no dejas de utilizar.

NONO: La verdad es que quien me conoce sabe que me encanta utilizar palabras del Ubedí para conversar y/o referir, también utilizar el refranero de vez en cuando.

                 -INCHI: es forma muy despectiva de destacar un hecho, pero aprovecharemos este punto para hacer constar que aún hay otro sutilísimo matiz para exteriorizar nuestra repulsa ante algo que nos desagrada vivamente: «inch…», que es un «inchi» suprimiéndole la «i» final. Suena: «innnch…». Generalmente éste «innnch…» se completa con «qué ser…»: ¡¡innnch qué ser…!!

                 -CHACHE: Se utiliza para referirse a alguien de género masculino con el que existe una relación de afecto. Normalmente se utiliza en el ámbito familiar o de amistad. Además, la palabra tiene un transfondo cariñoso por lo que en muchas ocasiones provoca el cambio del parentesco (hermano, tío, primo) por CHACHE.

                 -ANJALICO: Angelito. Niño pequeño. Tiene dos usos, uno positivo que ensalza el candor angelical del nene y otro negativo basado en la técnica andaluza de negar afirmando. Así podemos afear la conducta abominable de un nene en estos términos: «Cucha que anjalico». Conviene saber que la población ubetense desde que nace hasta la edad adulta se divide en tres grandes grupos: ANJALICOS -Niños-, ZANGALITRONES -Jovenzuelos- Es el estado intermedio entre «anjalico» y «mocico”, MOCICOS -Jóvenes casaderos. Está previsto, que en el caso de que lleguen a la madurez en estado de soltería ciertos individuos, pasen automáticamente a denominarse MOCICOS VIEJOS.

Una vez contestada la encuesta he de decirte que “No me gusta como caza la perrilla” (Risas)

ANDREA: ¡Inchi, Cuchi, Ea!

(Y me encanta: Zangalitrón)

Muchísimas gracias y ¡A por otros 25 años más como mínimo! Enhorabuena.