Una vez más hemos tenido la gran suerte que nos ofrece nuestro trabajo de poder atender a una gran persona de la cultura como es Jordi Savall y enseñarle uno de los rincones de nuestra querida ciudad de Úbeda a la que tanto amamos.

El encuentro fué el pasado sábado día 8 de diciembre, unas horas antes del concierto que, dentro del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, iba a celebrar en nuestra ciudad. Una visita apasionante acompañando a una gran persona, inteligente y sensible, que desde hace tiempo muestra un gran interés por nuestro patrimonio e historia. La visita fue para conocer uno de esos lugares mágicos que ofrece nuestra ciudad, «La Sinagoga del Agua» y su respuesta la dejó plasmada en el libro de firmas de la misma, «Ha sido una maravillosa sorpresa descubrir este lugar tan extraordinario. Felicitar a los promotores de esta recuperación de nuestra memoria histórica. Es una lección de buen hacer y de gran respeto para una cultura de todo un pueblo que durante demasiado tiempo hemos olvidado. Muchas gracias, Jordi Savall».

Gracias a ti Jordi por dejar en nosotros una huella tan profunda y mantener viva la música antigua.

El concierto fue todo un espectáculo, como podeis imaginar.

Artificis