Mañana, 26 de enero a las 19h, en la Sinagoga del Agua, como en años anteriores, se realizará un Acto de Conmemoración del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto para honrar a todas las personas que fueron víctimas de la que es la mayor atrocidad vivida y causada por el ser humano y no es otra que el Holocausto.

Mañana nos reunimos en la Sinagoga del Agua en un acto sencillo, como sencillas eran las victimas del Holocausto, donde la música, la poesía… serán el hilo conductor de este emotivo homenaje.

Debido al aforo limitado de la Sinagoga, será imprescindible disponer de invitación para asistir al mismo.

El Holocausto (del griego holókaustos, que se quema completamente; también conocido en hebreo como השואה, Shoá, traducido como «La Catástrofe») es un término que se aplica a la aniquilación masiva de los judíos europeos, llevada a cabo por los nazis tras la subida de Adolfo Hitler al poder hasta 1945, final de la II Guerra Mundial.

También se extendió a todo aquel “diferente” al prototipo de hombre ideal que Hitler tenía, es decir que también fueron masacrados homosexuales, discapacitados, gitanos, mujeres, niños, republicanos y comunistas así como otras razas y religiones.

La persecución y el genocidio se llevó a cabo por etapas. Los campos de concentración nazis fueron creados como lugares donde aproximadamente 11.000.000 de víctimas eran utilizados como mano de obra esclava hasta que morían por agotamiento o enfermedad. Allí donde la Alemania Nazi conquistaba nuevos territorios al este de Europa, escuadrones especializados asesinaban judíos y oponentes políticos en fusilamientos masivos.

También los judíos y los gitanos fueron confinados en guetos antes de ser transportados por centenas o millares en trenes de carga hacia una red de aproximadamente 42 500 instalaciones repartidas por toda Europa para hacinar y matar a sus víctimas, campos de exterminio donde, si sobrevivían al viaje, la mayoría de ellos era asesinada en cámaras de gas.

Todo el aparato burocrático alemán estuvo involucrado en la logística del asesinato masivo, convirtiendo al país en lo que un académico ha llamado «un Estado genocida»

Desde 2005, la ONU ha fijado el 27 de enero como Día Internacional de la Memoria de las Víctimas del Holocausto, dado que ese día de 1945, el Ejército Rojo liberó el campo de concentración de Auschwitz.

Tal y como comentábamos al principio, en este acto además de la poesía y la música, también se contará con diferentes lecturas e intervenciones que tienen como fin recordar y honrar la memoria de aquellos y aquellas que sufrieron o perecieron por el mero hecho de ser “diferente” en una sociedad convulsa y corrompida por el fascismo hitleriano.

Un acto emotivo al que invitamos a todos a participar de él para así no olvidar la Historia y mantener a los fantasmas más oscuros de nuestro pasado en el Pasado. Como diría nuestro gran Miguel de Cervantes, La historia es émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir