A veces, al pensar en Castillos nuestra mente viaja a Escocia, Francia o Alemania sin saber que no tenemos que irnos tan lejos para disfrutar de la provincia con más arquitectura defensiva de Europa: Jaén.

Ahora nos vendrán a la mente Castillos como el de Santa Catalina en la Capital del Santo Reino o el de Sabiote y Canena pero hay otros que merece la pena conocer.

Hoy nos adentramos en la Ruta Castillos y Batallas, en la que descubriremos la singularidad de algunas de estas majestuosas fortificaciones que jalonan el territorio jiennense.

Tierra de vocación y realidad fronteriza, paso obligatorio entre la Meseta, Levante y la Baja Andalucía; Jaén cuenta con un carácter militar y defensivo que la obligó a provisionarse de una gran cantidad de castillos y construcciones castrenses durante el medievo.

En paso de Castilla la Mancha a Jaén nos recibe el majestuoso Castillo de Burgalimar, más bien conocido por el nombre de la localidad donde se encuentra: Baños de la Encina. También recibe el nombre de “la fortaleza de los sietes reyes”, ya que por sus estancias pasaron siete de los reyes más importantes en la historia de España.

Castillos de Jaén
Castillo Bugalimar (Baños de la Encina) Imagen: Ideal

Se trata de uno de los Castillos mejor conservados de la provincia. Esta construcción califal cubría la defensa de la ruta entre Córdoba y Toledo. Construido en el año 968 por Al-Hakanis, está dotado con 15 torreones de planta cuadrada no muy prominentes con respecto a su muralla perimetral: un recinto helicoidal que acoge el patio de armas en el que aún subsiste un gran aljibe de dos naves. Su parte oriental, donde encontramos la Torre del Homenaje fue reformada en el siglo XV haciendo de esta parte un pequeño alcázar. Está abierto al visitante, para más información: [Click!]

Si continúas tu camino hacia la Capital del Santo Reino, te espera en la ladera Este del Cerro de San Marcos la Guardia de Jaén y su imponente Castillo.

castillos de Jaén
Castillo de La Guardia de Jaén. Imagen; wikypedia

De origen omeya y posteriormente modificado por los almohades y por los cristianos entre los siglos XIII y XIV, se sitúa sobre una meseta que condiciona su carácter constructivo irregular. Cuenta con una entrada monumental en recodo realizada en estilo tardogótico de gran belleza y originalidad. En la actualidad se encuentra bajo restauración.

Y para terminar nuestra ruta, en las puertas del Reino Nazarí nos vigila desde lo más alto del Cerro de la Mota el Castillo de Alcalá la Real. Se trata no sólo uno de los más complejos sistemas ofensivos y defensivos de Al-Andalus, sino también una modélica ciudad musulmana. El complejo cuenta con alcazaba, zona residencial y área comercial. El castillo, por su privilegiada situación, fue codiciado por los musulmanes y cristianos, pasando de manos muy a menudo y, a sabiendas de la gran carga sentimental que tenía esta fortaleza para los bereberes, fue escogida como residencia de los Reyes Católicos en vísperas de la conquista de Granada.  Está abierto a las visitas, para más información: [Click!]

Como bien dijo el arquitecto Charles Macintosh “la arquitectura es la historia del mundo escrita en piedra” permítenos ayudarte a leer la historia de nuestra provincia de mano de nuestras Visitas Guiadas, verás nuestro rico patrimonio con otros ojos, ¡asegurado!